Saltar al contenido

Tipos de vitaminas

tipos de vitaminas

Una vitamina es un compuesto orgánico requerido como nutriente en pequeñas cantidades por un organismo.

Un compuesto se llama vitamina cuando no puede ser sintetizado en cantidades suficientes por un organismo y debe obtenerse de la dieta.

Por lo tanto, el término es condicional tanto en las circunstancias como en el organismo particular. Por ejemplo, el ácido ascórbico funciona como vitamina C para algunos animales pero no para otros, y las vitaminas D y K son necesarias en la dieta humana solo en ciertas circunstancias. Vitaminas:

Una vitamina se define como un compuesto orgánico y un nutriente vital que un organismo necesita en cantidades limitadas.

Un compuesto químico orgánico (o conjunto relacionado de compuestos) se llama vitamina cuando el organismo no puede sintetizar el compuesto en cantidades suficientes y debe obtenerse a través de la dieta; por lo tanto, el término “vitamina” está condicionado a las circunstancias y al organismo particular.

Por ejemplo, el ácido ascórbico (vitamina C) es una vitamina para los humanos, pero no para la mayoría de los otros organismos animales.

La suplementación es importante para el tratamiento de ciertos problemas de salud, pero hay poca evidencia de beneficio nutricional cuando se usa por personas sanas.

Las vitaminas se clasifican por su actividad biológica y química, no su estructura

Por lo tanto, cada “vitamina” puede referirse a varios compuestos vitamer que muestran la actividad biológica asociada con una vitamina en particular.

Tal conjunto de sustancias químicas se agrupan bajo un título alfabético de “descriptor genérico” de vitaminas, como “vitamina A”, que incluye los compuestos retinal, retinol y muchos carotenoides, los Vitamers a menudo se convierten en el cuerpo.

El término vitamina no incluye otros nutrientes esenciales, como minerales dietéticos, ácidos grasos esenciales o aminoácidos esenciales, ni abarca la gran cantidad de otros nutrientes que promueven la salud, pero que por lo demás se requieren con menos frecuencia.

Hay 13 vitaminas que su cuerpo necesita.

Por lo general, puede obtener todas sus vitaminas de los alimentos que consume.

Las vitaminas se clasifican como solubles en agua o solubles en grasa.

En los humanos hay 13 vitaminas: 4 solubles en grasa (A, D, E y K) y 9 solubles en agua (8 vitaminas B y vitamina C).

Agua soluble

Las vitaminas hidrosolubles se disuelven fácilmente en agua y, en general, se excretan fácilmente del cuerpo, en la medida en que la producción urinaria es un fuerte predictor del consumo de vitaminas.

Debido a que no se almacenan fácilmente, la ingesta diaria constante es importante. La bacteria sintetiza muchos tipos de vitaminas hidrosolubles.

Soluble en grasa

Las vitaminas liposolubles se absorben a través del tracto intestinal con la ayuda de lípidos (grasas). Debido a que es más probable que se acumulen en el cuerpo, es más probable que conduzcan a hipervitaminosis que las vitaminas solubles en agua.

La regulación de las vitaminas liposolubles es de particular importancia en la fibrosis quística.

Vitamina A

Importante para la visión, la función reproductiva y la reproducción celular normal.

El betacaroteno, un precursor de la vitamina A, ayuda a combatir los radicales libres causantes de enfermedades.

La vitamina A se encuentra en productos lácteos, carnes de órganos y aceites de pescado.

El betacaroteno se encuentra en verduras coloridas, como las zanahorias, el brócoli, las espinacas y las batatas.

Fuentes de vitamina A:

  • Yema
  • Fruta de color oscuro
  • Verduras de hoja oscura
  • Hígado, carne de res y pescado
  • Leche fortificada y productos lácteos (queso, yogur, mantequilla y crema)

Vitamina B-1

La vitamina B-1 (tiamina) procesa los carbohidratos en energía y es necesaria para la función de las células nerviosas.

Los panes y los cereales a menudo se fortifican con tiamina, aunque también se encuentra en granos integrales, pescado, carnes magras y frijoles secos.

Tiamina (vitamina B1) Fuentes:

  • Huevo
  • Chícharos
  • Leche en polvo
  • Carnes magras
  • Carnes de órganos
  • Granos enteros
  • Nueces y semillas
  • Legumbres (frijoles secos)
  • Pan y harina enriquecida

Vitamina B-2

Vitamina B-2 (riboflavina): ayuda a la producción de glóbulos rojos y es importante para el crecimiento.

Vitamina B-3 (niacina): ayuda a controlar el colesterol, procesa el alcohol, mantiene la piel sana y convierte los carbohidratos en energía.

Niacina (vitamina B3) Fuentes:

  • Nueces
  • Huevos
  • Patata
  • Aves de corral
  • Aguacate
  • Legumbres
  • Carnes magras
  • Pescado (atún y agua salada)
  • Panes enriquecidos y cereales fortificados

Vitamina B-5

La vitamina B-5 (ácido pantoténico) sirve para varias funciones corporales, como convertir grasas en energía y sintetizar colesterol.

Ácido pantoténico (vitamina B5) Fuentes:

  • Leche
  • Huevos
  • Aves de corral
  • Aguacate
  • Seta
  • Carnes de órganos
  • Leguminosas y lentejas
  • Cereales de grano entero
  • Papas blancas y dulces
  • Brócoli, col rizada y otras verduras en la familia de la col

Vitamina B-6

La vitamina B-6 (piridoxina) es importante en la producción de hormonas como la serotonina, la dopamina y la melatonina, así como para el procesamiento de aminoácidos.

Piroxidina (vitamina B6) Fuentes:

  • Nueces
  • Carne
  • Aves de corral
  • Plátano
  • Aguacate
  • Legumbres (frijoles secos)
  • Granos integrales (la molienda y el procesamiento eliminan una gran cantidad de esta vitamina)

Vitamina B12

Un componente crucial de la replicación del ADN y la regulación de las células nerviosas. Se encuentra en productos lácteos, aves de corral, carne y mariscos.

Fuentes de vitamina B12:

  • Carne
  • Huevos
  • Aves de corral
  • Mariscos
  • Leche y productos lácteos
  • Alimentos enriquecidos como leche de soya
  • Carnes de órganos (hígado y riñón)
  • Las fuentes animales de vitamina B12 son absorbidas mucho mejor por el cuerpo que las fuentes vegetales

Vitamina C

Importante en la cicatrización de heridas y actúa como un antioxidante.

Se encuentra en frutas cítricas, papas y verduras.

Fuentes de vitamina C:

  • Brócoli
  • Espinacas
  • Repollo
  • Papas
  • Tomates
  • Coliflor
  • Frutas cítricas
  • Fresas
  • Jugo de tomate
  • coles de Bruselas

Vitamina D

Ayuda al cuerpo a absorber el calcio, lo que crea huesos y dientes saludables. El cuerpo puede sintetizar vitamina D después de la exposición al sol, pero también se puede encontrar en productos de leche fortificada y cereales, así como en pescado.

Fuentes de vitamina D:

Cereales fortificados

Aceites de hígado de pescado (aceite de hígado de bacalao)

Leche fortificada y productos lácteos (queso, yogur, mantequilla y crema)

Pescado (pescado graso como el salmón, la caballa, el arenque y el reloj anaranjado)

Vitamina E

Ayuda a combatir los radicales libres, que pueden dañar nuestras células. Se encuentra en nueces y semillas, vegetales de hojas verdes, maíz, espárragos y germen de trigo.

Fuentes de vitamina E:

  • Aguacate
  • Semillas y nueces
  • Papaya y mango
  • Germen de trigo y aceite de germen de trigo
  • Aceites (cártamo, maíz y girasol)
  • Margarina (hecha de cártamo, maíz y aceite de girasol)
  • Verduras verdes oscuras (espinaca, brócoli, espárragos, hojas de nabo)

Vitamina K

Lo que hace que el coágulo de la mancha Mientras que nuestros cuerpos producen algo de vitamina K, también se puede encontrar en vegetales como la coliflor y el repollo.

Fuentes de vitamina K:

  • Repollo
  • Cereales
  • Coliflor
  • Pescado, hígado, carne de res, huevos
  • Vegetales de hojas oscuras (espinaca, col rizada, berza, hojas de nabo)
  • Vegetales de color verde oscuro (brócoli, coles de Bruselas, espárragos)

Fuentes de biotina:

  1. Leche
  2. Nueces
  3. Cerdo
  4. Levadura
  5. Cereal
  6. Yema
  7. Legumbres
  8. Chocolate
  9. Carnes de órganos (hígado, riñón)
  10. Fuentes de folato:
  11. Remolacha
  12. Lentejas
  13. Germen de trigo
  14. Mantequilla de maní
  15. Mantequilla de maní
  16. levadura
  17. Cereales fortificados
  18. Espárragos y brócoli
  19. Naranjas y jugo de naranja
  20. Frijoles secos (pinto cocido, azul marino, riñón y lima)
  21. Verduras de hoja verde (espinaca y lechuga romana)

Las deficiencias de vitaminas se clasifican como primarias o secundarias.

Una deficiencia primaria ocurre cuando un organismo no obtiene suficiente vitamina en sus alimentos.

Una deficiencia secundaria puede deberse a un trastorno subyacente que impide o limita la absorción o el uso de la vitamina, debido a un “factor de estilo de vida”, como fumar, el consumo excesivo de alcohol o el uso de medicamentos que interfieren con la absorción o el uso de la vitamina.

Es improbable que las personas que consuman una dieta variada desarrollen una deficiencia vitamínica primaria severa.

Por el contrario, las dietas restrictivas tienen el potencial de causar déficits vitamínicos prolongados, que pueden dar lugar a enfermedades a menudo dolorosas y potencialmente mortales.

Los suplementos dietéticos, que a menudo contienen vitaminas, se utilizan para asegurar que se obtengan cantidades adecuadas de nutrientes a diario, si no se pueden obtener cantidades óptimas de los nutrientes mediante una dieta variada.

La evidencia científica que respalda los beneficios de algunos suplementos dietéticos está bien establecida para ciertas condiciones de salud, pero otros requieren más estudio.