Saltar al contenido

Tipos De Sangre

Tipos De Sangre

Un tipo de sangre (también denominado grupo sanguíneo) es una clasificación de la sangre basada en la presencia y ausencia de anticuerpos y también basada en la presencia o ausencia de sustancias antigénicas hereditarias en la superficie de los glóbulos rojos.

Tales antígenos pueden ser proteínas, carbohidratos, glicoproteínas o glicolípidos, dependiendo del sistema de grupos sanguíneos. No toda la sangre es igual, existen ocho tipos de sangre comunes y unos son muy raros.

¿Qué es la sangre?

Varios de los antígenos también están presentes en la superficie de otros tipos de células de varios tejidos.

Algunos de estos antígenos de superficie de los glóbulos rojos pueden provenir de un alelo (o de una versión alternativa de un gen) y formar colectivamente un sistema de grupos sanguíneos.

Los tipos sanguíneos son hereditarios y representan contribuciones de ambos padres. Un total de 36 sistemas de grupos sanguíneos humanos están ahora reconocidos por la Sociedad Internacional de Transfusión de Sangre (ISBT).

Los dos más importantes son los sistemas de grupos sanguíneos ABO y Rh; determinan el grupo sanguíneo de alguien (A, B, AB y O, con +, – o RhD nulo) para la idoneidad en la transfusión de sangre.

Tipos de sangre

Hay varios tipos de sangres que existen en las personas y se determinan por la presencia o ausencia de ciertos antígenos algunos pueden desencadenar una respuesta inmunitaria si son extrañas al cuerpo.

Debido a que algunos antígenos pueden desencadenar que el sistema inmunológico del paciente ataque la sangre transfundida, las transfusiones sanguíneas seguras dependen de una cuidadosa determinación del grupo sanguíneo y de la compatibilidad cruzada.

Existen cuatro tipos de sangres comunes o principales determinados por la presencia o ausencia de dos antígenos – A y B -en la superficie de los glóbulos rojos:

  • Grupo A: Tiene sólo el antígeno A en los glóbulos rojos (y el anticuerpo B en el plasma).
  • Grupo B: Tiene sólo el antígeno B en los glóbulos rojos (y un anticuerpo A en el plasma).
  • Grupo AB: Tiene antígenos A y B en los glóbulos rojos (pero no hay anticuerpos A ni B en el plasma).
  • Grupo O: No tiene antígenos A ni B en los glóbulos rojos (pero tanto el anticuerpo A como el B están en el plasma).

Además de los antígenos A y B, existe una proteína llamada factor Rh, que puede estar presente (+) o ausente (-), creando los 8 tipos de sangre más comunes (A+, A-, B+, B-, O+, O-, AB+, AB-).

Hay más de 600 antígenos conocidos, cuya presencia o ausencia crea “tipos de sangre raros“.  Ciertos tipos de sangre son únicos para grupos étnicos o raciales específicos.

Es por eso que una donación de sangre afroamericana puede ser la mejor esperanza para las necesidades de los pacientes con anemia drepanocítica, muchos de los cuales son de ascendencia africana.

grupos sanguíneos

Sistema de grupos sanguíneos

Un tipo de sangre completo describiría un conjunto completo de 30 sustancias en la superficie de los glóbulos rojos, y el tipo de sangre de un individuo es una de las muchas combinaciones posibles de antígenos del grupo sanguíneo.

En los 36 grupos sanguíneos, se han encontrado más de 340 antígenos diferentes del grupo sanguíneo.

Casi siempre, un individuo tiene el mismo grupo sanguíneo de por vida, pero muy rara vez el grupo sanguíneo de un individuo cambia a través de la adición o supresión de un antígeno en una infección, malignidad o enfermedad autoinmune.

Otra causa más común en el cambio de tipo de sangre o del grupo sanguíneo es un trasplante de médula ósea.  Los trasplantes de médula ósea se realizan para muchas leucemias y linfomas, entre otras enfermedades.

Si una persona recibe médula ósea de alguien que es de un tipo ABO diferente (por ejemplo, un paciente de tipo A recibe médula ósea de tipo O), el tipo de sangre del paciente eventualmente se convertirá al tipo del donante.

Algunos tipos de sangre se asocian con la herencia de otras enfermedades; por ejemplo, el antígeno de Kell a veces se asocia con el síndrome de McLeod.

Ciertos tipos de sangre pueden afectar la susceptibilidad a infecciones, como por ejemplo la resistencia a especies específicas de malaria observada en individuos que carecen del antígeno de Duffy.

El antígeno de Duffy, presumiblemente como resultado de la selección natural, es menos común en grupos étnicos de áreas con una alta incidencia de malaria.

Sangres raras

Otros sistemas de grupos sanguíneos

La Sociedad Internacional para la Transfusión de Sangre ha identificado 33 tipos de sangre o sistemas de grupos sanguíneos además de los sistemas ABO y Rh comunes. Por lo tanto, además de los antígenos ABO y los antígenos Rh, muchos otros antígenos se expresan en la membrana de la superficie de los glóbulos rojos.

Por ejemplo, un individuo puede ser AB, D positivo, y al mismo tiempo M y N positivo (sistema MNS), K positivo (sistema Kell), Lea o Leb negativo (sistema Lewis), y así sucesivamente, siendo positivo o negativo para cada antígeno del sistema del grupo sanguíneo.

Muchos de los tipos de sangre o sistemas de grupos sanguíneos llevan el nombre de los pacientes en los que se encontraron inicialmente los anticuerpos correspondientes.