Saltar al contenido

Tipos De Narración

Tipos de narración

Una narrativa o historia es un informe de eventos conectados, que bien pueden ser reales o imaginarios, presentados en una secuencia de palabras escritas o habladas, o imágenes fijas o en movimiento, o ambas. Existen varios tipos de narración que van más allá de la simple primera o tercera persona.

Tipos de narración

La narrativa puede organizarse en varias categorías temáticas o formales: la no ficción (por ejemplo, incluyendo definitivamente la no ficción creativa, la biografía, el periodismo, la poesía de transcripción y la historiografía); la ficcionalización de acontecimientos históricos (como la anécdota, el mito, la leyenda y la ficción histórica); y la ficción propiamente dicha (como la literatura en prosa y a veces la poesía, como los cuentos cortos, las novelas y los poemas y canciones narrativos, y las narraciones imaginarias retratadas en otras formas textuales, los juegos o las representaciones en vivo o grabadas). A continuación encontrarás un pequeño estudio de los diferentes tipos de narración:

Primera Persona

Hay dos tipos de narración en primera personas y son los siguientes:

El Protagonista

Relativamente sencillo, esta es una historia que el héroe narra. Narrará de la misma manera que habla, pero con más descripción y quizás mejor gramática. El lector tiene conocimiento de todos sus pensamientos y opiniones, lo que significa que llegamos a conocer al héroe más rápido y a menudo nos relacionamos con él más fácilmente.

El carácter secundario

Alguien cercano al protagonista, pero no al héroe principal. Las mismas cosas en el tipo anterior se aplican a este tipo, pero el enfoque de la historia se aleja del narrador.

Tercera Persona

Entre los tipos de narración en terceras persona se encuentran los siguientes:

Tercera persona omnisciente

Este tipo lo sabe todo, asomándose a la vida de personajes mayores y menores, leyendo los pensamientos de todos. Esto le permite al escritor explorar múltiples facetas de la historia en profundidad. Un ejemplo vendría siendo: La trilogía del Corazón de Tinta de Cornelia Funke,.

Tercera persona limitada

Este tipo de narración sabe sólo lo que el personaje principal, o personajes, saben. Esto es más restrictivo, pero aumenta el suspenso y la intriga, porque el lector sólo resuelve el misterio al mismo tiempo que los personajes. Un buen ejemplo para este tipo de narración es: 1984, de George Orwell.

Tipos de narración omniscientes o limitados

Esta tipología generalmente se caracteriza por exponer y comentar las actividades de los personajes y los sucesos que se van desarrollando.

El Observador Independiente

Un narrador imparcial en tercera persona se aferra a contar la historia, y nunca inserta sus propias opiniones, nunca se desliza en un “yo” excepto en el diálogo directo. Probablemente no notará la voz en absoluto.

El Comentarista

Este tipo nunca entra físicamente en la historia, sino que añade libremente en su propio comentario divertido. Permite la voz sin la complicación de usar un personaje existente.

El Entrevistador

Este tipo de acción narrativa ha recopilado los detalles de la historia después de que sucediera, por ejemplo, entrevistando a los personajes. Esto le da un sentido de realidad a la historia.

El personaje secreto

A veces un narrador sólo pretende apartarse de la historia, puede referirse a sí mismo en tercera persona hasta el final, pero eventualmente será mencionado por algún otro personaje, o revelado como un personaje principal, incluso el villano, para un giro extra agradable de la trama.

El Narrador Poco Confiable

Por lo general, la primera persona, pero ocasionalmente la tercera, es un narrador poco confiable que tiene un punto de vista erróneo. Es decir, el escritor intencionalmente lo hizo parcial, desinformado, loco, etc.