Saltar al contenido

Tipos de fuego

tipos de fuego

Antes de hablar sobre los tipos de fuego vamos a explicaros ¿Qué es el fuego?

El fuego es una combustión, es decir una reacción química de oxidación entre un combustible, que es una materia capaz de arder y consumirse, como por ejemplo: el papel, la madera, el plástico, la tela, la gasolina los disolvente y el gas.

Un congruente que es un cuerpo que al entrar en contacto con otro permite la combustión por ejemplo el oxígeno, el aire y los peróxidos son gases congruentes.

Esta reacción solo es posible en presencia de una fuente de energía producida por una fuente de calor como una llama o una chispa. Es lo que se denomina el triángulo del fuego que establece los principios de lucha contra el mismo.

Si falta uno de los tres elementos del triángulo del fuego la combustión no puede producirse, si el foco carece de combustible, si falta el aire, si el foco se enfría y la energía aportada por la fuente de calor disminuye el fuego se apaga por sí solo.

La naturaleza de la materia combustible determina la clase de un fuego, se puede clasificar al fuego en cuatro grupos básicos, a cada grupo se le identifica con una letra del alfabeto, estas letras son A, B, C,D. Con esta clasificación se puede identificarlo y proponer medidas prevención y combate más adecuadas.

TIPOS DE FUEGO Y EXTINTORES CORRESPONDIENTES

Fuego tipo A

Conocemos como fuego de tipo A, a los fuegos que se inician a partir de materiales que contienen carbono, como pueden ser: madera, papel, basura, ropa, algunos tipos de plástico, etc..

Para extinguir este tipo de fuego lo más común es utilizar agua, extintores con base en polvo químico seco y gas halón. Hay otros tipos de extintores pero estos son los más comunes.

Fuego tipo B

Se inician a partir de algunos líquidos o sólido inflamables, pueden ser tanto solubles como insolubles en agua. Ejemplos de este caso tenemos: metanol, etanol, aguarrás, alcohol y los gases derivados del petróleo: butano o propano y gas natural o gas metano.

Los extintores empleado para esta tipo de fuego son los que contienen bióxido de carbono o también los extintores con polvos químicos secos, espuma química o líquidos vaporizantes.

Los líquidos vaporizantes se elaboran a partir de clorobrometano o bromuro de metilo, esta clase de extintores pueden ser bastante tóxicos.

Fuego tipo C

Estos tipos de fuego se inician a partir de una corriente eléctrica y su mecanismo no es una combustión sino una ignición.

Los sucesos más frecuentes que originan este tipo de fuego son los cortocircuitos en los tendidos de transporte eléctrico o en los tableros que controlan esa electricidad y los “chispazos” que son originados por la electricidad estática.

Contra este tipo de fuego se recomienda emplear extentintores  que tengan como base el polvo químico, de monóxido de carbono y de gas halón. Es muy importante que para sofocar este fuego no se emplee agua o espuma, porque hay peligro de que se produzca una descarga eléctrica de una magnitud variable al no interrumpirse la corriente eléctrica.

Fuego tipo D

Este tipo de fuego se produce cuando entran en contacto determinados tipos de metales con el agua en unas determinadas condiciones físicas y químicas, algunos de los metales que producen este fuego son:  Potasio, Magnesio, Sodio, etc..

Cuando se ha producido un fuego de este tipo se deben emplear extintores de polvo seco. En algunas condiciones se pueden emplear tierra o arenas secas y jamás agua o extintores que contengan bióxido de carbono, líquidos vaporizantes o espuma, ya que utilizarlos puede dar lugar a reacciones exotérmicas.

Ilustración de tipos de extintores para cada fuego.

Extintores

Debemos tener en cuenta que no en todos los países la clasificación de tipos de fuego es la misma pudiendo variar de un país a otro.

Antes hemos visto los tipos de fuego y los extintores asociados a cada tipo ahora vamos a ver los productos de la combustión.

PRODUCTOS DE LA COMBUSTIÓN (Toxicidad)

Cada año centenas de personas pierden la vida en siniestros provocados por el fuego. Si hacemos un correcto análisis de los datos un gran número de estas víctimas son ocasionadas por efecto del humo y de los gases. Los humanos son muy poco tolerantes para este tipo de combustión.

Es necesario conocer las bases primarias de la intoxicación generada por la emanación de humo y gases que han sido generados en la combustión.

Combustión

Se conoce como combustión al proceso de oxidación rápida de la materia que es acompañada de la liberación de calor y luz.

Como resultado de la combustión tenemos:

Gases

En función de la combustión del material combustible, estos gases pueden ser tóxicos y hay ocasiones en los que pueden ser transparentes y no se pueden filtrar ni física ni mecánicamente. Se debe evitar la inhalación de estos gases en todos los casos y se debe recordar que la mayor parte de las muertes que se producen en un incendio son causadas como consecuencia de respirar estos gases.

Humo

Este se forma por una mezcla de oxígeno, aire, nitrógeno, bióxido de carbono, monóxido de carbono, partículas finas de carbón y una serie de productos sólidos que se liberal por el material en combustión. El humo se produce sobre todo por una combustión incompleta y su color varia según los materiales que se estén quemando así como del calor y del oxígeno presente:

Si el humo presenta un color blanco o gris, esto indica que arde libremente y bien oxigenado y puede llegar a ser irritante.

Si nos encontramos con un color negro o gris oscuro, es debido a mucho calor, poco oxigeno y alta toxicidad.

Si hay varios colores se encuentra la presencia de varios gases venenosos.

Flama

La parte del fuego con más luminosidad y visible es lo que denominamos flama, es lo que aparece cuando hay mucha presencia de oxígeno en la atmósfera. Cuando hay un incendio es preciso recordar  que el calor, humo y los gases pueden estar presentes sin que se pueda ver una flama.

Calor

La energía responsable de que el fuego siga manteniéndose y desarrollándose en un incendio es el calor, puede provocar quemaduras de diferentes grados y otras lesiones. El calor es indispensable para el mantenimiento del fuego ardiendo.

Como ya dijimos anteriormente para que se produzca el fuego es necesario la unión de tres elementos, es lo conocido como el triángulo del fuego, pero también se puede hablar del tetraedro del fuego.

El tetraedro del fuego consiste en añadir a los tres elementos del triángulo del fuego (calor, oxígeno y combustible), la reacción en cadena. Los tipos de reacción en cadena vienen dado por la unión del triángulo del fuego con la velocidad de la reacción.

CAUSAS QUE PROVOCAN  LOS DISTINTOS TIPOS DE FUEGO

De tipo eléctrico, puede ser provocado por un cortocircuito o una subida de tensión en una instalación eléctrica.

Utensilios de fumadores, pueden ser provocados por un cigarro mal apagado, una cerilla, un cenicero etc.

Fricción, este tipo de fuego es provocado por el contacto de dos materiales con gran dureza pudiéndose provocar una chispa que active el fuego.

Suciedad, una acumulación de suciedad sobre superficies que están a altos grados de temperatura, cerca de corrientes eléctricas, etc.

Ignición espontánea, hay diversos materiales como el carbón y la grasa que tras ponerse en contacto con el agua reaccionan provocando el incendio. También hay casos en los que se han unido dos sustancias altamente incompatibles entres si provocando el incendio.

Acciones humanas, incendios provocados por acción directa del hombre.

Incendios derivados de accidentes, estos pueden ser de circulación, fallos a la hora de manipular productos etc.

A la hora de extinguir un incendio con agentes extintores debemos tener en cuenta factores como el tipo de fuego al que nos enfrentamos, la velocidad con la que se debe actuar, el lugar donde se encuentra el fuego, el tamaño de este, el daño que se puede causar con el extintor en las diferentes instalaciones etc.