Saltar al contenido

Tipos de Células

Tipos De Células

La tierra se formó hace aproximadamente unos 4 600 millones de años, durante un período muy largo de la historia de la Tierra, existió un ambiente bastante hostil y volcánico. Es verdaderamente difícil imaginar que una vida sea viable en ese tipo de condiciones. No fue hasta el final de la Era Precámbrica de la Escala Geológica cuando la vida empezó su formación, y se comenzaron a generar las células. En este post estaremos indagando acerca de los tipos de células que existen y sobre todo las células humanas.

Existen varias teorías sobre cómo surgió la vida en la Tierra, estas teorías incluyen la formación de moléculas orgánicas dentro de lo que se conoce como la “Sopa Primordial”, la vida que llega a la Tierra en asteroides (Teoría de Panspermia), o las primeras células primitivas que se forman en los respiraderos hidrotermales.

Tipo de células

Es conveniente empezar con estos dos diferentes tipos de células que son fundamentales:

Células Procarióticas

El tipo de célula más simple fue probablemente el primer tipo de células que se formó en la Tierra, éstas se denominan células procarióticas. Todas u cada una de las células procarióticas poseen una membrana celular alrededor de la célula, un citoplasma donde ocurren todos los procesos metabólicos, ribosomas que producen proteínas y una molécula circular de ADN llamada nucleoide donde es almacenada la información genética. La gran mayoría de las células procarióticas también contienen una pared celular rígida que se usa como protección. Todos los organismos procarióticos son unicelulares, lo que significa que todo el organismo es una sola célula.

Los organismos procariotas son asexuales, lo que significa que no requieren de una pareja para reproducirse, la mayoría se reproduce a través de un proceso llamado fisión binaria donde básicamente la célula se divide por la mitad después de copiar su ADN. Esto quiere decir que sin mutaciones dentro del ADN, la descendencia es idéntica a su progenitor.

Todos los organismos en los dominios taxonómicos Archaea y Bacteria son organismos procarióticos. De hecho, muchas de las especies dentro del dominio Archaea se encuentran dentro de los respiraderos hidrotermales. Es posible que fueran estos los primeros organismos vivos en la Tierra cuando se formó la vida por primera vez.

Células Eucariotas

El otro tipo de célula, mucho más complejo, se llama célula eucariota y al igual que las células procarióticas, las células eucariotas tienen membranas celulares, citoplasma, ribosomas y ADN. Sin embargo, hay muchos más orgánulos dentro de las células eucariotas. Estos incluyen un núcleo para alojar el ADN, un nucleolo donde se fabrican los ribosomas, un retículo endoplásmico áspero para el ensamblaje de las proteínas, un retículo endoplásmico liso para la producción de lípidos, un aparato de Golgi para clasificar y exportar proteínas, mitocondrias para crear energía, un citoesqueleto para estructurar y transportar información, y vesículas para mover las proteínas alrededor de la célula.

Varias células eucariotas también tienen lisosomas o peroxisomas para digerir los desechos, vacuolas para almacenar agua u otras cosas, cloroplastos para la fotosíntesis y centriolos para dividir la célula durante la mitosis. Las paredes celulares también se pueden hallar alrededor de algunos tipos de células eucariotas.

La mayoría de los organismos eucariotas son multicelulares, esto permite que las células eucariotas dentro del organismo se especialicen. A través de un proceso llamado diferenciación, estas células asumen características y trabajos que pueden trabajar con otros tipos de células para crear un organismo entero. También hay algunos eucariotas unicelulares, éstos a veces tienen proyecciones diminutas parecidas al pelo llamadas cilios para eliminar los desechos y también pueden tener una cola larga parecida a un hilo llamada flagelo para la locomoción.

El tercer dominio taxonómico se llama el Dominio Eukarya, todos los organismos eucarióticos caen bajo este dominio. Este dominio incluye todos los animales, plantas, protistas y hongos. Los eucariotas pueden utilizar la reproducción asexual o sexual dependiendo de la complejidad del organismo. La reproducción sexual permite una mayor diversidad en la descendencia al mezclar los genes de los padres para formar una nueva combinación y, con suerte, una adaptación más favorable para el medio ambiente.

Células humanas

Tipos de células en el cuerpo humano

Existen más de 200 tipos diferentes de células en el cuerpo humano, cada una de ellas especializada para llevar a cabo una función particular o para formar un tejido particular. Las células en el cuerpo humano son billones y vienen en todas las formas y tamaños, estas pequeñas estructuras son la unidad básica de los organismos vivos. Las células comprenden tejidos, los tejidos comprenden órganos, los órganos forman sistemas orgánicos y los sistemas orgánicos trabajan juntos en un organismo.

Hay cientos de diferentes tipos de células en el cuerpo y la estructura de una célula es perfectamente adecuada para el papel que desempeña. Las células del sistema digestivo, por ejemplo, son diferentes en estructura y función de las células del sistema esquelético. No importa las diferencias, las células del cuerpo dependen unas de otras, ya sea directa o indirectamente, para mantener el cuerpo funcionando como una unidad. Los siguientes son ejemplos de diferentes tipos de células en el cuerpo:

Células madre

Las células madre son células únicas del cuerpo en el sentido de que no están especializadas y tienen la capacidad de convertirse en células especializadas para órganos específicos o de convertirse en tejidos. Las células madre son capaces de dividirse y replicarse muchas veces para reponer y reparar el tejido. En el campo de la investigación con células madre, los científicos están tratando de aprovechar las propiedades de renovación de las células madre utilizándolas para generar células para la reparación de tejidos, el trasplante de órganos y el tratamiento de enfermedades.

Células óseas

Los huesos son un tipo de tejido conectivo mineralizado y un componente importante del sistema esquelético, por otra parte las células óseas forman el hueso, que está compuesto de una matriz de colágeno y minerales de fosfato de calcio. Hay tres tipos de células óseas principales en el cuerpo:

  • Los osteoclastos son células grandes que descomponen el hueso para su reabsorción y asimilación.
  • Los osteoblastos regulan la mineralización ósea y producen osteoides (sustancia orgánica de la matriz ósea), que se mineralizan para formar hueso.
  • Los osteoblastos maduran para formar osteocitos, estos por su parte ayudan en la formación del hueso y ayudan a mantener el equilibrio de calcio.

Glóbulos sanguíneos

Desde transportar oxígeno por todo el cuerpo hasta combatir infecciones, las células de la sangre son vitales para la vida. Los principales tipos de células en la sangre son:

  • Los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas. Los glóbulos rojos determinan el tipo de sangre y también son responsables del transporte de oxígeno a las células.
  • Los glóbulos blancos son células del sistema inmunitario que destruyen los patógenos y proporcionan inmunidad.
  • Las plaquetas ayudan a coagular la sangre y previenen la pérdida excesiva de sangre debido a vasos sanguíneos rotos o dañados.

Es importante destacar que las células sanguíneas son producidas por la médula ósea.

Células musculares

Las células musculares son la que se encargan de forman tejido muscular, que es importante para el movimiento corporal, el tejido muscular esquelético se une a los huesos permitiendo el movimiento voluntario. Las células musculares esqueléticas están cubiertas por tejido conectivo, que protege y sostiene los haces de fibras musculares. Las células del músculo cardíaco son las que forman el músculo cardíaco involuntario que se encuentra en el corazón.

Estas células ayudan en la contracción del corazón y están unidas entre sí por discos intercalados, que permiten la sincronización de los latidos del corazón. El tejido muscular liso no está estriado como el músculo cardíaco y esquelético, el músculo liso es un músculo involuntario que recubre las cavidades del cuerpo y forma las paredes de muchos órganos (riñones, intestinos, vasos sanguíneos, vías respiratorias pulmonares, etc.).

Células de grasa

Las células grasas, también llamadas adipocitos, son el principal componente celular del tejido adiposo. Los adipocitos contienen gotitas de grasa acumulada (triglicéridos) que se pueden utilizar como energía. Cuando se almacena la grasa, las células grasas se hinchan y se vuelven redondas. Cuando se utiliza grasa, estas células disminuyen de tamaño. Las células adiposas también tienen una función endocrina, ya que producen hormonas que influyen en el metabolismo de la hormona sexual, la regulación de la presión arterial, la sensibilidad a la insulina, el almacenamiento y uso de grasa, la coagulación de la sangre y la señalización celular.

Células cutáneas

La piel está compuesta de una capa de tejido epitelial (epidermis) que se apoya en una capa de tejido conectivo (dermis) y una capa subcutánea subyacente. La capa más externa de la piel está compuesta de células epiteliales planas y escamosas que están muy compactadas. La piel protege las estructuras internas del cuerpo y evita algún daño, previene la deshidratación, actúa como barrera contra los gérmenes, almacena grasa y produce vitaminas y hormonas.

Células nerviosas

Las células nerviosas o neuronas son la unidad básica del sistema nervioso. Los nervios envían señales entre el cerebro, la médula espinal y otros órganos del cuerpo a través de impulsos nerviosos. Una neurona consta de dos partes principales: un cuerpo celular y los procesos nerviosos:

  • El cuerpo central de la célula contiene el núcleo de la neurona, el citoplasma asociado y los orgánulos.
  • Los procesos nerviosos son proyecciones “dactilares” (axones y dendritas) que se extienden desde el cuerpo celular y son capaces de conducir y transmitir señales.

Células Endoteliales

Las células endoteliales forman el revestimiento interno del sistema cardiovascular y de las estructuras del sistema linfático. Estas células forman la capa interna de los vasos sanguíneos, los vasos linfáticos y los órganos, incluyendo el cerebro, los pulmones, la piel y el corazón. Las células endoteliales son responsables de la angiogénesis o de la creación de nuevos vasos sanguíneos. También regulan el movimiento de macromoléculas, gases y líquido entre la sangre y los tejidos circundantes, y ayudan a regular la presión arterial.

las células del cuerpo humano

Células sexuales

Las células sexuales o gametos son células reproductivas producidas en las gónadas masculinas y femeninas. Los tipos de células sexuales son los siguientes:

  • Las células sexuales masculinas o los espermatozoides son móviles y tienen una larga proyección en forma de cola llamada flagelo.
  • Las células sexuales femeninas o los óvulos son inmóviles y relativamente grandes en comparación con el gameto masculino.

En la reproducción sexual, las células sexuales se unen durante la fertilización para formar un nuevo individuo. Mientras que otras células del cuerpo se replican por mitosis, los gametos se reproducen por meiosis.

Células Pancreáticas

El páncreas funciona como un órgano exocrino y endocrino. Las células acinares exocrinas producen y secretan enzimas digestivas que son transportadas por conductos al intestino delgado. Un porcentaje muy pequeño de células pancreáticas tienen función endocrina y secretan hormonas. Las células endocrinas pancreáticas se encuentran en pequeños grupos llamados islotes de Langerhans. Las hormonas producidas por estas células incluyen la insulina, el glucagón y la gastrina. Las células pancreáticas son importantes para regular los niveles de concentración de glucosa en sangre, así como para la digestión de proteínas, carbohidratos y grasas.

Células cancerígenas

El cáncer es el resultado del desarrollo de propiedades anormales en células normales que les permiten dividirse incontrolablemente y propagarse a otros lugares. El desarrollo de células cancerosas puede ser causado por mutaciones que ocurren por factores como sustancias químicas, radiación, luz ultravioleta, errores de replicación cromosómica o infección viral. Las células cancerosas pierden sensibilidad a las señales de anticrecimiento, proliferan rápidamente y pierden la capacidad de sufrir apoptosis o muerte celular programada.